El carnaval se acerca. Y puede ser una fiesta para, realmente, disfrutar con los niños. Y hacer cosas juntos.

Una de las mejores cosas que podemos hacer es preparar disfraces para niños, con su ayuda.

PREPARAR DISFRACES PARA NIÑOS PARA CARNAVALES

Por supuesto, podemos simplemente comprar disfraces para niños. Y en algunos casos, si no tenemos suficiente tiempo, es una opción totalmente válida. Pero si podemos, hacer nosotros mismos, con la ayuda de nuestros hijos, los disfraces para niños es una manera estupenda de realizar algo juntos para el carnaval.

MATERIALES

Es recomendable recurrir a materiales baratos y que puedan manejar los propios niños. Un disfraz hecho a base de cartulinas de colores y pegamento a lo mejor no queda tan espectacular como el vestido que pueda preparar un adulto que sea hábil con la máquina de coser, por ejemplo. Pero tiene una ventaja fundamental: El niño puede hacerlo (con ayuda o, al menos, supervisión de un adulto, claro).

Crear disfraces para niños por carnaval

En nuestra opinión, el objetivo del disfraz no es sólo tener un disfraz espectacular. Es disfrutar aprendiendo, experimentando, intentándolo.

De esta manera, el niño sentirá su disfraz de carnaval como algo propio.

Es también una buena manera de enseñar el valor de intentar hacer las cosas por nosotros mismos en vez de esperar que nos lo den todo hecho.

DONDE ENCONTRAR IDEAS

Si no somos creativos, YouTube, por ejemplo, es una fuente casi inagotable de ideas y proyectos que nos pueden servir. Nosotros también os hicimos algunas propuestas de disfraces de carnaval para niños. Pero os traemos una propuesta más arriesgada, pero más divertida: Preguntar a los niños.

Que ellos elijan el disfraz, y que en equipo pensemos cómo realizarlo, lo diseñemos, y vayamos a comprar los materiales.

Aprovechemos para enseñarles un poco de organización al afrontar un trabajo. Primero se piensa lo que se va a necesitar, luego se compran los materiales, luego se piensa por dónde es mejor empezar y seguir, y proceder con ello.

Y equivocarse y volver a empezar. Sin resquemor ni frustración.

Nuestros disfraces para niños destacarán en carnaval. O, al menos, nos habremos divertido. Que ya es.

Pin It on Pinterest

Share This