Los libros para niños son algo que consideramos imprescindible. Potenciar el hábito de la lectura es, sin duda, uno de los mejores regalos que podemos hacer a nuestros hijos. Las personas acostumbradas a leer suelen escribir mejor, con menos faltas de ortografía y gramática, tener un vocabulario más amplio, saber organizar mejor sus ideas…

Por ello, el tener libros para niños que realmente les atraigan y resulten atractivos es una gran ventaja. Hoy vamos a hablaros de uno de ellos: Percy Jackson y El Ladrón del Rayo.

Percy Jackson

LIBROS PARA NIÑOS: PERCY JACKSON Y EL LADRON DEL RAYO

Percy Jackson y el Ladrón del Rayo es la primera novela de una serie de 5 (seguida por otra serie de 5 por ahora, y con otra serie “paralela”) escrita por Rick Riordan, un prolífico autor de novelas infantiles y juveniles.

En su publicidad se comparaba con otros de los libros para niños de más fama: Hablamos de la famosa serie de Harry Potter. Sin embargo, creemos que esta comparación es injusta, cuanto menos.

Por cierto, ya se han hecho dos películas basadas en la serie de Percy Jackson, pero en nuestra opinión no capturan el espíritu de las novelas en absoluto.

ARGUMENTO DE PERCY JACKSON Y EL LADRON DEL RAYO

En esta novela (que es uno de nuestros libros para niños favorito), nos encontramos a Percy Jackson, un joven con mucha facilidad para meterse en problemas (y cuando decimos mucha facilidad nos quedamos cortos), del que pronto descubrimos que es un semidios, hijo de Poseidón.

El caso es que Percy se ve envuelto en una misión para recuperar el Rayo de Zeus, que ha sido robado. Para ello contará con la ayuda de Annabeth, otra semidiosa, y de Grover, un sátiro.

Las múltiples aventuras de Percy les llevarán a diferentes sitios (incluyendo el inframundo), donde vivirán aventuras a cada cual más divertida (e incluso absurda).

CARACTERISTICAS DE LA NOVELA

La novela tiene una base realmente muy cuidada en la mitología griega. Al mismo tiempo, el ritmo es tremendo. Desde el primer capítulo (donde tiene que enfrentrarse a una profesora de álgebra que resulta ser algo más) la acción no cesa ni un instante.

Hay momentos realmente gloriosos y divertidos. Por poner un ejemplo, ver cómo logran esquivar la vigilancia de Cerbero (el perro demoníaco que custodia la entrada al inframundo) es realmente una delicia.

Es un libro para niños que aconsejamos para los niños entre 8 y 12 años. Y para adultos que quieran pasar un buen rato.

Pin It on Pinterest

Share This